SEMILLAS

Las semillas constituyen las estructuras más importantes y distintivas de las plantas superiores. Su organización estructural, composición química y constitución genética, permiten la propagación y permanencia en el tiempo de las diversas especies vegetales.

No obstante esta importancia, su conocimiento anatómico e histo-químico a ofrecido , no en pocas ocasiones, grandes dificultades para los investigadores. Junto con la madera son las estructuras mas difíciles de trabajar histológicamente.

L a naturaleza celulósica de las paredes de la célula vegetal, a las que frecuentemente se agregan otros componentes químicos, como la lignina y taninos en las cubiertas seminales , que endurecen considerablemente el tejido, además de la diversidad de la composición química al interior de la células del endosperma, ha determinado la búsqueda de métodos apropiados para conocer la histología de los diferentes tejidos de las semillas.
Numerosos argumentos fundamentan la importancia de los estudios histológicos en semillas, pudiéndose mencionar entre otros: el hecho de que muchas constituyen una valiosa fuente de alimentos; otras son un importante recurso para la industria por su contenido en grasas, aceites y ceras, sin olvidar que también existen semillas con componentes tóxicos.

Sin embargo, la estabilidad de los componentes químicos va a variar de acuerdo al tipo de semilla. Existen aquellas cuya viabilidad y composición química permanecen inalterables durante años, y otras que duran sólo pocos días. Son estas últimas , las semillas reclacitrantes son las que ofrecen el mayor desafío a la investigación, pues mediante los diversos métodos histoquímicos se puede verificar las calidad de las diversas sustancias químicas almacenadas, como también su estado de deterioro, el que indirectamente podrá constituirse como un indicador de la pérdida del vigor y de la capacidad germinativa de las semillas.

Notas CESAF-CHILE 1 (1993)

Comments are closed